LA RAZÓN DEL EQUILIBRIO

La vida es como montar en bicicleta; 
para mantener el equilibrio debes seguir moviéndote
Albert Einstein

Estar equilibrado en términos de  polaridad conlleva ajustarse a la ley del  yin y el yang que están en continua transformación. No hay nada que sea  constante en el universo, ni aún por un minuto, nuestro estado pasa de un lado a otro continuamente.

La salud óptima  sólo se tiene cuando  el cuerpo y la mente están sincronizados. Es un momento sagrado de equilibrio que da lugar a la  transformaciones yin-yang, cuando el Qi discurre armoniosa y suavemente visitando los cinco pares de órganos, sin ningún tipo de perturbación, ajustado al patrón que cumple con las funciones necesarias en cada instante.

Nos ponemos enfermos cuando hay una perturbación  en este transcurrir del Qi  y no se dan los cambios en el momento de su llegada. Y puede que llegue demasiado caliente, o demasiado frio, húmedo o seco, lento,  a destiempo, no de forma correcta o demasiado pronto, como cuando se adelanta la primavera a principios de febrero y brotan algunos tallos apresurándose a  salir las primerizas flores,  que no aguantarán el frío de los meses que  siguen hasta que llegue el verdadero calor de la estación y, a veces, el retraso de la primavera por la continuidad del frío produce igualmente catástrofes en la naturaleza debido a la desincronización. Así nos sucede a nosotros,  de igual manera sufrimos estas desarmonías por la llegada del Qi a destiempo a nuestros órganos.

El hombre sólo mantiene su equilibrio cuando se mueve hacia delante.-
Maxwell Maltz
¿Qué origina esas perturbaciones en el transcurrir del Qi? Hay una pirámide de motivos, en la cúspide podríamos situar las emociones, con el miedo y el amor formando el eje del fuego y el agua; luego vendrían un racimo de emociones secundarias, ansiedad, preocupación, etc. etc.  Esta parte es de  más difícil solución, pero se puede solucionar. Por debajo estarían los cambios atmosféricos, que afectan mayormente a los pulmones, por lo que se resentirá la respiración y todo lo relacionado con ella. Los pulmones son muy importantes, en ellos empieza el ciclo que impulsa la energía a los siguientes órganos,  con una respiración deficiente, se pueden originar muchos problemas. Sin respirar se aguanta menos que sin beber, o comer, es una necesidad inexorable mejorar la respiración,  con métodos y ejercicios se consigue. 

Luego viene la alimentación, ésta es más fácil aún que la respiración pero las cosas mas fáciles nos preocupan menos y nos cuestan más, siempre hay una paradoja que tenemos que superar. Con la alimentación hay que ser constante y afianzar el cambio conseguido de estar equilibrado  durante mucho tiempo. El patrón de información que tienen nuestros órganos se tiene que fijar, y una vez equilibrados aunque un día comamos algo fuera de nuestra dieta no nos vamos a desequilibrar,  sólo sucede cuando hay conductas repetitivas o abusivas en la cantidad; lo importante es tener la conciencia de volver una y otra vez al método que nos da el equilibrio, porque cuando no es así, volvemos a desequilibrarnos. El descanso con un sueño reparador es fundamental, el insomnio también tiene solución, y el estrés por un trabajo desmedido, abuso de ejercicio, de sexo, las adicciones a los estimulantes etc., etc.  Todo éstos y algunos más son motivos para perturbar el Qi.

En todos los aspectos de nuestras vidas, el equilibrio es la clave. 
Hacer demasiado de una cosa puede provocar malestar. La moderación es el secreto
Catherine Pulsifer

Para  la observación de los cambios del Qi  necesitamos estar en su misma sintonía y fluir a su misma velocidad y ritmo, vivir el instante de sus transformaciones sintiendo la paz y sosiego que da estar integrado en el flujo de la naturaleza, esta quietud representa el equilibrio y la armonía de la ley yin yang. 

Una vida consciente observa las transformaciones y se percata del orden en que llegan los cambios.

En la filosofía oriental se dice que  con la virtud de observar la naturaleza con detenimiento, entiendes la danza de la vida y al comprender cómo se dan las condiciones del milagro, surge el amor incondicional y la compasión  que se desprende del vacío producido por un estado completo de conciencia.

Junto al amor, el equilibrio es lo más importante.
John Wooden

Al estado de vacuidad sólo se llega cuando tienes alineados, y en equilibrio, mente cuerpo y espíritu, a ello nos ayudará una alimentación correcta que nos centre y nos focalice en nuestro propósito.

En el Zen se busca un estado de perfección que  lleve a la experiencia continua de una vida maravillosa, y para ello practican la vía del medio usando una alimentación de tipo macrobiótica para equilibrar el cuerpo y la mente, junto con un especial estilo de vida, lleno de autenticidad y sinceridad, que nos lleva al estado de donde surgen todos los cambios. 

La mejor cosa y más segura es mantener un equilibrio en tu vida, reconocer el gran poder que hay a nuestro alrededor.
                                                        
Si puedes vivir de esa manera, eres una persona sabia
Eurípides

Miguel Priego 
Consultor de Macrobiótica en La Biotika. MCT. Diagnóstico por los 5 elementos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
X