Los animales celestiales del Feng Shui

DRAGÓN VERDE
Criatura celestial más importante de los seres legendarios. Es emblema de la buena fortuna. Trae la suerte en forma de éxito material: riqueza, cargos ilustres, influencias, poder.

Energía: Yang. Dinámica.
Elemento: Madera.
Color: Verde.
Orientación cardinal: Este. Salida del Sol. El amanecer
Simboliza: El crecimiento, el movimiento, el comienzo.
Emplazamiento: zona alta en la parte izquierda de la puerta principal mirando de dentro a fuera.
Protección: de la zona izquierda de la casa a través de una montaña o una edificación más alta, elemento alto.
Emplazamiento: zona alta en la parte izquierda de la puerta principal mirando de dentro a fuera.
Protección: de la zona izquierda de la casa a través de una montaña o una edificación más alta, elemento alto.

TIGRE BLANCO
Animal con mucha fuerza y actúa como protector de la casa representa la fuerza, el ímpetu, el arrojo. Representa la fuerza te tipo Terrestre, es una energía que emana hacia el exterior de la corteza terrestre a través de los ríos, formaciones minerales, fallas , grutas, volcanes, manantiales, raíces plantas.

Energía: Yin. Estática.

Elemento: Metal.
Color: Blanco.
Orientación cardinal: Oeste. Ocaso Solar. El atardecer.
Simboliza: la energía terrestre, magnética. Suave pero constante, estabilizadora y bastante fría. Decrecimiento, descenso, reposo.
Emplazamiento: en la parte derecha de la puerta principal mirando de dentro a fuera.
Ofrece: Protección de las familias para evitar ser victimas de robo, agresiones o vandalismo.
Forma física: Es representada por una montaña o colina en la zona derecha de la puerta principal, debe de quedar siempre algo más baja que la zona del Dragón, para que prevalezca el Dragón.
Estancias: tipo Yin, zonas que necesitan tranquilidad, sin ruidos, dormitorios, salas de relajación, meditación, incluso baños, trasteros, despensas.

TORTUGA NEGRA
Una criatura muy beneficiosas. Le protegerá y apoyará tanto a usted como a sus ideas.

Energía: Yin.
Elemento: Agua.
Color: Negro.
Estación: El Invierno. El frío
Orientación cardinal: Norte.
Simboliza: La longevidad.
Emplazamiento: parte trasera de la casa.
Protección: La zona trasera de la casa.
Ofrece: protección, solidez, seguridad, estabilidad. Apoyo en sus ideales y promesas de buena suerte.
Forma física: Es representada por una colina alta en la trasera de la casa según nuestro emplazamiento y la puerta principal, si la parte de atrás está situada al norte los beneficios estarán al norte.
Estancias: tipo Yin, zonas al norte, frías, enfocadas para el descanso. Dormitorios.

FÉNIX ROJO
Figura vinculada a una promesa de resurrección. Puede representarlo cualquier ave, en especial el gallo, el flamenco, el pavo real, también se le suele representar por el petirrojo. Es todo lo emitido por la boca, la palabra los sonidos vocálicos.
Energía: Yang, solar, caliente.
Elemento: Fuego.
Color: Rojo.
Orientación cardinal: Sur
Simboliza: La alegría.
Emplazamiento: Parte delantera de la casa, frente a la puerta principal. Lo mejor es que la puerta esté orientada al sur así se aprovechará mejor el resurgir del Fénix. La zona sería el cono de visión que tenemos desde la puerta principal.
Protección: La zona delantera de la casa.
Ofrece: Buena suerte en la oportunidades que te llegan en la vida. 
Se identifica: Con el triunfo después de grandes reveses y la ayuda que nos llega por donde menos lo esperas.
Forma física: Es representada por una zona diáfana que no te impida la visión del entorno.
Estancias: Tipo yang, zonas de entrada, estancias diáfanas, a la entrada de la puerta principal, porches, zaguanes. Relacionado con el recibimiento de invitados.

DRAGÓN AMARILLO Y SERPIENTE
Se dice que combina el apoyo y el poder de la tortuga con el calor y la bravura del Dragón. El Dragón Amarillo, va asociado siempre con la serpiente y su situación es el centro. El dragón amarillo representa la cabeza y la serpiente los pies. El Dragón Amarillo no tiene problema de convivencia con la serpiente porque debido a su caparazón la serpiente no puede estrangularle y se mantienen en equilibrio.
Energía: Yang(Dragón amarillo) yin (serpiente).
Elemento: Tierra.
Color: Amarillo.
Orientación cardinal: central.
Simboliza: El alma de la casa el Dragón amarillo. Y la Serpiente los cimientos de la casa, el apoyo.
Emplazamiento: Centro de la vivienda o entorno, entre el Dragón y el Tigre, detrás la Tortuga y delante el Fénix.
Protección: Estabilidad. Equilibrio en la zona central.
Ofrece: Estabilidad. Equilibrio en la zona central. La buena circulación de Qi, en todas las estancias.
Forma física: Es representada por el valle que forman entre las montañas del Dragón y el Tigre, y la colina protectora del la tortuga al norte y la zona abierta de visión del Fénix al frente. Zona central despejada de cosas, con buena circulación del Qi. Siempre en equilibrio entre Yin y Yang.
Estancias: Con movimiento, zonas de distribución, pasillos, corredores. También salones, comedores. El centro de la casa es importante por que entorno a el, giran las demás estancias. Si hay un pasillo lo mejor es que sea amplio, para mejorar la zona mejor tonalidades amarillas y luminosas.

Shu-Yuan Chen Instructora de Feng Shui y I Ching en La Biotika

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba