Alimentación de primavera

Si continuamos comiendo como en invierno en unas semanas nos empezaremos a sentir de mal humor, rígidos, y cuando llegue el calor, estaremos, secos, acalorados y con dificultad para descansar y relajarnos, incluso dormir.

Es necesario hacer reajustes antes de que esto ocurra para dar tiempo al cuerpo a adaptarse. Además la primavera es el momento de prepararse para limpiar, pues la energía se abre y es dinámica, el cuerpo esta propenso a limpiar, es el mejor momento para hacer dietas depurativas de energía yin, es decir, con verduras y otros alimentos refrescantes, y de manera suave, con amor, no con ayunos exagerados o monodietas con arroz integral.

¿Qué debemos comer en primavera? Imprescindibles para el hígado

  • Se deben usar los arroces de grano medio y largo, basmati, sustituyendo al redondo del invierno.
  • La avena poco a poco ha de dar paso a la cebada y al trigo. Quinoa, bulgur y cus cus. Y pastas de trigo, macarrones, espaguetis, etc.
  • Se han de incrementar las verduras verdes, y de hoja, así como las que crecen verticalmente hacia arriba, puerros, alcachofas, borrajas, nabizas (hojas de nabos y rabanitos), rabanitos, champiñones, nabos, remolacha, apio, cardo, cebolleta, cebollino, rúcula, berros, judías verdes, pepinos, col verde, brócoli, etc.
  • Se debe de reducir el tiempo de cocción y la sal, sustituir la presión por el hervido, el horno por el salteado corto.
  • El método culinario típico de esta época es al vapor. Las ensaladas escaldadas o prensadas.
  • Son convenientes en esta época los pickles, el chucrut, y los brotes germinados.
  • Las sopas han de ser con más verduras y menos cereales y legumbres, se puede usar maíz a menudo.
  • La proteína más adecuada es el tempeh, después el tofu. Las legumbres pequeñas como las lentejas.
  • Como condimentos, se usa la pasta de ume.boshi, el vinagre de arroz y el de ume-boshi, el limón.

Platos típicos
Germinados y fermentados caseros.
Arroz con cebada.
Ensaladilla de arroz o de cebada.
Crema de puerros.
Estofado de cebada.
Nabo con puerros y wakame.
Nabo zanahoria y rabanitos rallados con manzana.
Borrajas salteadas.
Tempeh encebollado con chucrut.
Tempeh agridulde.
Alcachofas al vapor.
Manzanas al vapor con salsa de limón.
Fresas maceradas.
Quiche de tofu.
Queso de tofu.
Peras al limón:
Salteados cortos de verduras.
Puerros y col al vapor.
Revoltillo de tofu y maíz.
Seitan a la naranja.
Paella de verduras.
Arroz con cebada.
Tofu macerado y a la plancha.
Ensalada de garbanzos.
Ensalada de pepinos con wakame.
Pasta integral salteada con verduras.
Espaguetis con gambas.

Nociones de autodiagnostico

La primavera es un buen momento para equilibrar los estancamientos en tierra, caudados por un exceso de humedad en el cuerpo, reduciendo grasas minerales y dulces, y añadiendo ensaladas refrescantes y productos con energía ascendente, así como vinagre o limón y algo de cítricos, es fácil remover los estancamientos y eliminar las retenciones de líquidos, así como promover la energía madera, que es muy creativa y movida.


Indicios de energía árbol bloqueada o tensa

La energía de madera o árbol, es la responsable de la capacidad de ser líderes en nuestra vida, el talento, la iniciativa y los proyectos nuevos. Si se bloquea se transforma en rabia y obsesión con las normas. El hígado controla la visión y los ojos, la capacidad de ver el futuro y anticiparse.
  • Mal humor, mal carácter, personas siempre tensas y rígidas, sin flexibilidad para adaptarse a la vida.
  • Problemas en las articulaciones en concreto en las rodillas.
  • Problemas de vista, conjuntivitis, legañas, astigmatismo, miopía, etc.
  • Dolores de cabeza
  • Problemas menstruales.
  • Color de tez amarillento.
  • Falta de paciencia.
  • Rigidez mental.

Preguntas para chequear el elemento madera
¿Cómo me siento por las mañanas?
¿Cómo me siento en primavera?
¿Cómo me siento con el viento?
¿Cómo están mis músculos?
¿Con que frecuencia engullo la rabia en lugar de expresarla?
¿Me gusta el movimiento?
¿Mi visión es buena?
¿Consigo la mayoría de las veces cumplir con mis objetivos?
¿Estoy frecuentemente irritado o de mal humor?
¿Tengo una visión de cómo quiero vivir mi vida?
¿Odio a alguien?
Problemas frecuentes
Dolores de cabeza, inflamación de los nervios.
Hipertensión. Intolerancia, impaciencia.
Pereza. Dolores musculares y problemas en las articulaciones. Espasmos musculares.

Diana Isabel López Iriarte.
Consultora Macrobiótica y Cocinera Alquímica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
X