RECETA: SOPA DE MISO

Cortar una cebolla en medias lunas finas, cortar una taza de zanahoria en rodajas, picar una buena rama de apio con hojas.

Poner al fuego 4 o 5 tazas de agua, hechar las verduras picadas y dejar que hierba 10 o 15 minutos.

Agregar  media taza de algas wakamen lavadas y remojadas previamente, agregar miso diluido;  ½ cucharadita por taza de agua.

Dejar que hierva 3 minutos,  tomar bien caliente con cebollino fresco o con cilandro picado. Al servir se le pone otra vez un cuarto de cucharadita de miso para que actue el fermento como catalizador, y una cucharadita de levadura de cerveza.

La función de la sopa de miso es depurar el organismo, elimina todas las acumulaciones toxicas de la sangre. Cuando se lanzo la bomba atomica en Irosima, los efectos de la radiación fueron menores en los hospitales que daban sopa de miso en las comidas.

El miso es un fermento que se puede hacer con distintos cereales como arroz, cebada o soja, y sirve para limpiar la sangre, la yanguiniza, renueva la flora intestinal, mejorando la absorción del intestinos grueso.

En macrobiótica se tiene como norma tomar una pequeña porción de sopa con algunas de las comidas, y las sopas pueden ser de diferente efecto; las hay para tonificar, limpiar la sangre, depurativas, y más beneficios. Esta sopa de miso debe tomarse por la mañana, o en el almuerzo, no es recomendable para cenar por su función de eliminación  diurética.

En caso de comenzar con un proceso de limpieza, se pueden tomar dos al día para que sea mas eficaz, una por la mañana y otra en la comida del medio día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
X