LOS ESPEJOS Y EL FENG SHUI

Los espejos siempre ha sido un objeto de fascinación, y aunque en nuestra sociedad materialista el espejo parece ser solo un objeto de uso corriente, para muchas culturas antiguas el espejo era un objeto especial con importantes connotaciones mágicas y misteriosas, que abrían puertas a otros mundos. Los espejos aparecen en muchos de los mitos y leyendas de las distintas culturas, tanto occidentales como orientales. En algunas de estos mitos y leyendas, incluso en algunos cuentos infantiles occidentales, podemos comprobar cómo los espejos simbolizan portales del inconsciente que permiten ingresar en un nivel de conciencia más profundo del ser, mostrando la sombra del alma.

En la cultura China los guerreros feudales los utilizaban como amuletos para espantar a los demonios y adversarios, también se colocaban en las tumbas imperiales como ofrenda al mundo espiritual.  

La energía del espejo, según los cinco elementos del Feng Shui, corresponde al elemento Agua, teniendo en cuenta que el ser humano está compuesto en un 70% por este elemento, podemos entender la influencia inconsciente y energética que puede ejercer este objeto sobre nosotros. Si lo relacionamos con la MTC (Medicina Tradicional China) el elemento agua corresponde al riñón, y los problemas en el riñón muestran los miedos inconscientes, ya que el agua también refleja las emociones, y las emociones nuestro inconsciente. Aquí encontramos de nuevo la importancia del espejo como símbolo del inconsciente.

Por tanto para el Feng Shui los espejos no son un mero objeto de decoración, hay que tener especial cuidado donde se colocan y tener en cuenta que es lo que están reflejando. Si el espejo refleja la luz, también puede reflejar cualquier tipo de energía, y si se usan bien, los espejos pueden desviar ciertas energías negativas y atraer o acentuar las positivas.

RECOMENDACIONES PARA EL USO DE LOS ESPEJOS SEGÚN EL FENG SHUI
  • En general hay que evitar que un espejo refleje suciedad, desorden, o cualquier imagen que produzca alguna connotación negativa. También hay que evitar utilizar espejos con aristas puntiagudas ya que estas emiten energías agresivas. Tampoco es conveniente poner espejos antiguos o heredados ya que los espejos, al ser un símbolo del inconsciente, pueden captar o guardar información negativa de sus antiguos dueños o ubicaciones.
  • No coloques nunca espejos enfrente de puertas o ventanas. La energía que entra por la puerta rebotará en el espejo y el CHI (la energía vital) no se distribuirá bien hacia el resto de la casa. Así mismo no es recomendable poner espejos enfrente de la entrada de una vivienda o de una habitación.
  •  No se debe poner espejos al final o principio de una escalera, porque su reflejo crea un movimiento excesivo de la energía.
  • Nunca poner espejos enfrentados ni ya que provocan una circulación reiterativa y negativa de la energía.
  • Puedes poner un espejo en el vestíbulo de entrada a la vivienda, pero nunca coloques el espejo justo enfrente de la puerta principal de entrada a la casa, ya que el CHI  volverá a salir justo por donde ha entrado.
  • No se puede poner un espejo en el salón o comedor, ya que se crea una dispersión de la energía y esto puede incitar las discusiones, y si se come habitualmente en esta estancia, además puede provocar problemas digestivos.
  • No es aconsejable poner espejos en el dormitorio, pero si se quiere poner un espejo, la ubicación correcta es colocarlos a ambos lados de la cama, teniendo en cuenta que no refleje a la persona o personas que van a descansar en la misma, porque la energía del espejo perturbara el descanso. Lo peor que puedes hacer es ponerlos como cabecera, enfrente o encima de la cama. Algunas veces se ponen espejos en el techo del dormitorio reflejando la cama, para estimular la libido sexual cuando se practica sexo, sin embargo esto no solo puede perturbar el descanso, sino que también perturbará la relación de pareja y además puede afectar negativamente la salud del aparato reproductivo. Hay personas que tienen televisiones en el dormitorio, el Feng Shui no lo recomienda en absoluto, sobre todo si están enfrentadas a la cama porque actúan como espejos. Una solución para una pantalla de televisión en el dormitorio, o para un espejo que no quieras quitar aunque este mal ubicado, es poner una sábana, manta o tela sobre él, cuando se va a descansar en esta estancia.
  •  Se puede poner un espejo en el vestidor ya que es un espacio pequeño, pero hay que tener en cuenta que lo que refleje este perfectamente ordenado y arreglado, y nunca poner el espejo enfrente de la entrada del vestidor.
  • En el baño es conveniente que el espejo y el lavabo estén a un costado y no reflejando directamente a la puerta de entrada. Si no es posible ponerlo a un costado, lo correcto sería mantener siempre cerrada la puerta del baño para que no salga la energía del lugar. Nunca poner el espejo de manera que refleje el inodoro.
  • En general hay que tener en cuenta que todo espejo duplica lo que refleja, por eso nunca debe reflejar suciedad, desorden, o imágenes desagradables.
  • Hay que tener en cuenta que las pantallas de televisión u ordenador actúan como espejos, ya que la pantalla apagada hace el efecto reflectante de un espejo.

Shu-Yuan Chen
Profesora de I Ching y Feng Shui en «La Biotika»
www.labiotika.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
X