Alimentación de verano

Dentro de un par de semanas comenzamos el verano en el Hemisferio Norte… A continuación os escribo unos consejos de como comenzar el solsticio de verano con mayor salud y alegría…

La estación de verano corresponde al Elemento fuego
Sus órganos son: Corazón e intestino delgado

Con la llegada del verano, necesitamos adaptar la alimentación para poder tener energía a pesar del calor, para ello es indispensable que la dieta esté llena de elementos vibrantes y variados, como son las verduras frescas, y las frutas de estación. Hay que reducir la sal y los platos pesados, los estofados y guisos largos están de más. Hay que reducir el tiempo de cocción, tomando incluso a veces las verduras y frutas crudas, y disminuir la sal.

Alimentación de verano
– Introducir mayor cantidad de fruta propia de la estación.
– Ensaladas.
– Germinados.
– Es importante tomar algas, ya que al tomar más líquidos, y con el uso de las piscinas, solemos desmineralizarnos, con el consiguiente debilitamiento de los riñones.

Energía fuego
Los órganos de fuego son el corazón y el intestino delgado.
El corazón y el chacra corazón, es el puente que une los chacras superiores con los inferiores, el intelecto con los sentimientos, lo mental y lo físico. Se dice que empuja la sangre, desdobla nuestro espíritu, manteniendo nuestra conciencia, por la luz y la capacidad de despertar, de estar en el aquí y ahora, nos conecta al presente y a los demás.
Sus valores son la empatía, la unidad, el amor y la alegría.
Establece la conexión con la vida interior y exterior.
El corazón llena el cuerpo de  conciencia, sentimiento y sensación.
Nos da la capacidad de sentirnos individuales pero conectados con los demás.
El corazón marca el ritmo de nuestra vida, el pulso.
El fuego nos da la capacidad de expresarnos, de brillar, de conectar con los demás, de expandirnos, de relacionarnos. Es el responsable de la fama personal, la alegría y capacidad de reír y divertirse.

Chequear mi elemento fuego
¿Cómo me siento en el sur?
¿Cómo me siento con el calor?
¿Transpiro con facilidad?
¿Hablo de más o muy poco?
¿Comunico bien mis ideas y mis sentimientos?
¿Escucho a los otros atentamente o estoy pensando en lo que voy a decir después?
¿Cuando ha sido la última vez que te has reído descontroladamente?
¿Tengo sentido del humor?
¿Soy considerado por los demás como arrogante?
¿Los demás piensan que soy frío y no tengo corazón?
¿Suelo tener las manos y los pies fríos?
¿Llevo bien mis responsabilidades o soy relajado?
¿Puedo confiar decisiones importantes a otras personas?
¿Duermo profundamente o tengo insomnio?
¿Cómo esta mi corazón?
¿Tengo claras mis prioridades?
¿De qué tamaño es mi capacidad de amar?
¿Consigo con frecuencia sentirme tan contento y disfrutar como un niño?
¿Consigo con frecuencia hacer el payaso y conectar con la alegría?
¿Los demás dicen que tengo un brillo especial en los ojos?

Diana Isabel López Iriarte.
Consultora Macrobiótica y Cocinera Alquímica

1 comentario en “Alimentación de verano”

  1. A mi esta estación me viene muy bien, pues como no tengo mucho Fuego, (solo en el tronco del día) , pues me complementa bastante. De agua ando también bastante escaso , solo en la quinta (Rata de Agua).. Al conocer un poco el I Ching he comprendido porqué siempre que puedo me voy para abajo..al Sur .,casi siempre de vacaciones. Por el Norte ni me conocen. Es muy curioso todo esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
X