LAS PLANTAS DE INTERIOR Y EL FENG SHUI (SEGUNDA PARTE)

(Ver aquí la primera parte del artículo)

Las plantas es uno de los elementos más utilizados para la decoración en el Feng Shui, ya que además de refrescar y embellecer, son auténticos reservorios de energía, muy adecuados para equilibrar y armonizar los ambientes del hogar. Las plantas mantienen y expanden el Chi (la energía vital); durante la fotosíntesis absorben la energía de la luz, que es una energía Yang expansiva, y después la irradian en el entorno donde se encuentran.

Criterios para elegirlas
Es muy importante elegir plantas vigorosas y preferentemente que crezcan hacia arriba, como el “bambú de la suerte”. Si se ubican estratégicamente, las plantas activan energías específicas, y ayudan a neutralizar energías tóxicas o negativas del hogar.
El Feng Shui valora las cualidades  energéticas de las plantas considerando las más apropiadas para cada caso.
Las Plantas descartadas
Los  cactus con espinas son unas de las plantas descartadas por el Feng Shui, ya que se considera que tienen un Chi agresivo, aunque sí que se pueden usar en el exterior de la vivienda. Por el contrario las plantas crasas y suculentas (grupo al que pertenecen los cactus), sí que se pueden utilizar en determinados lugares, siempre que tengan hojas redondeadas y no picudas. En general las plantas acabadas en punta tampoco es conveniente usarlas en la decoración, ya que proyectan una energía hostil.
Las plantas o flores secas también son descartadas porque su Chi está muerto, en cuanto a las plantas artificiales tampoco son convenientes por su falta de Chi.
Las plantas enredaderas y trepadoras se pueden utilizar en el exterior de la casa siempre que no sean demasiado invasoras y no asfixien los muros de la vivienda.
Muchos manuales de Feng Shui descartan los Bonsáis en la decoración del hogar, ya que consideran que su crecimiento es reprimido artificialmente, por lo que tienen un Chi atrofiado, pero no todos los bonsáis son desfavorables; los que crecen retorcidos y/o tienen pocas hojas y/o flores, y se ven poco cuidados, sí que se pueden descartar, pero si por el contrario tienes un bonsái bien cuidado, con copas frondosas y formas armoniosas, lo puedes conservar porque sí es favorable.
Las plantas favorables más utilizadas según el Feng Shui
Las mejores plantas para decorar el hogar según el Feng Shui, son las plantas de formas redondeadas o en forma de corazón, y hojas grandes. Las plantas que dan flores y las aromáticas también son muy favorables por el perfume que desprenden, ya que el Feng Shui considera que el Chi circula mejor cuando lo transportan olores agradables.

Según el Feng Shui, el bambú se considera la planta de la buena suerte por excelencia. Los pequeños troncos de bambú que crecen en agua, tan de moda hoy en día en la decoración, el Feng Shui los denomina “bambú de la suerte”.  Es la planta más propicia para decorar el hogar ya que es una planta sencilla que crece en sitios con poca luz y se adapta a cualquier espacio de la casa. El bambú representa la flexibilidad, la adaptabilidad, y su verticalidad simboliza el crecimiento positivo y constante. Es importante elegir el bambú recto, ya que las versiones retorcidas o en espiral no son propicias porque representan lo contrario del crecimiento en progresión.


La orquídea es una planta muy auspiciosa según el Feng Shui, representa la fertilidad, la prosperidad y la belleza. La puedes colocar en tu baño ya que necesita mucha humedad y poca luz. Una orquídea colocada estratégicamente en el área número 1 del hogar (ver el recuadro), dará el impulso para atraer a una nueva relación de pareja (atención: solo si no se tiene pareja o/y se quiere atraer una nueva relación).
El potus es una planta muy común en las casas y ya que es muy duradera y resistente, no necesita mucha luz ni excesivos cuidados y se reproduce con facilidad. El potus es muy utilizado en la decoración del Feng Shui por tener sus hojas una forma favorable en forma de corazón. Es muy benéfico ponerlos en las esquinas y encima de los armarios o estanterías, ya que según el Feng Shui en estos sitios se suele producir un estancamiento de energía, y poner una planta atrae energía de vida y renovación.

El Espatifilo ó Flor de la paz, es una de las plantas de interior más común porque es fácil de cultivar, destaca por sus bonitas flores blancas en forma de vela. El Espatifilo es una planta utilizada en el Feng Shui porque representan la paz. Además de decorar el interior de la casa, es ideal para purificar el aire de las habitaciones y su energía nos ayudará a sentirnos mejor.


La Hiedra Sueca o Planta del dinero, es una planta colgante de hojas gruesas y carnosas, por eso está dentro de la clasificación de suculenta. Es una planta de fácil cultivo que no necesita mucha luz para desarrollarse. Su nombre se debe a que hay una tradición, muy arraigada en muchos lugares del mundo, según la cual esta planta tiene la propiedad de atraer la fortuna económica. Para mejorar la economía de tu hogar coloca una planta del dinero en el área número 6 del hogar (ver el recuadro).
Según el Feng Shui, en los puntos cardinales rigen energías que se asocian con diferentes aspectos de la vida de las personas en correspondencia con los “Nueve Palacios”. El influjo energético cada año cambia coincidiendo con el inicio del nuevo Año Chino. Este es el cuadrante para ubicar los potenciadores del Feng Shui en 2018. Coloca una brújula en el centro de tu casa para determinar las orientaciones cardinales, y adapta la cuadrícula del año al plano de tu casa. Las plantas (Se suele utilizar el bambú de la suerte) colocadas en los cuadros 1, 4 y 9,  ayudan a incrementar potencialmente la energía de la prosperidad y la abundancia, especialmente en esas áreas de tu vida. En el resto de los números puedes poner plantas o no, dependiendo a que estancia de tu casa corresponde.

Shu-Yuan Chen
Profesora de I Ching y Feng Shui en «La Biotika»
www.labiotika.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
X