I CHING DAO – NIVEL 4 DE LA PRÁCTICA

GENERAR BENEFICIOS: FORTALECER EL ESPÍRITU

El cuarto nivel utiliza los recursos que se van desarrollando para aportar beneficios a otros seres. Como toda acción genera siempre una reacción de similar calidad, el ayudar otros seres a superar un grado de sufrimiento orientándose en la vida, genera beneficios mutuos. Las prácticas que se vienen realizando son todas poderosas acciones que deben de generar poderosos resultados, pero este proceso no es mecánico, ni funciona igual para todo el mundo. Lograr resultados positivos requiere un fondo de acción positiva, si por el contrario, traemos un peso de acción negativa, las mejores de las prácticas van a generar reacción negativa.

El trabajo altruista no es una vía de una sola dirección. La apertura de la segunda caldera se logra gracias al trabajo altruista que otras personas nos permiten realizar. En este cuarto nivel traemos al mundo el beneficio que vamos logrando con nuestro esfuerzo. Desde la perspectiva del I Ching, el trabajo altruista hace que el mundo lleve en su corazón al practicante en un aura de luminoso afecto y el más puro amor. Es el mundo quien ayuda al practicante a desplegar el potencial de la segunda caldera del corazón, es imposible hacerlo por nuestra cuenta, solos.

PRÁCTICAS PARA SANAR CON LA LUZ DE LA MENTE ORIGINAL Y AMOR

A medida que se acelera el proceso de los cambios en nuestra era, también aumenta la velocidad con que las estructuras cambian. Los organismos que fluyen con facilidad mantienen su integridad y evolucionan, pero los que no lo logran, resisten los cambios, enferman y fallecen rápidamente. Se estima que cada 2,5 segundos una especie, que ha sobrevivido durante millones de años, desaparece de este planeta para siempre. Antes de que una especie desaparezca, atraviesa un largo camino de estrés, debilidad, sufrimiento y enfermedad.

Es esencial, en el camino de auto desarrollo, llevar al mundo los beneficios que vamos logrando con nuestras prácticas personales, de lo contrario, el poder de logro que vamos acumulando va a intensificar el egoísmo y la mente de separación. Son muchos los practicantes, que por ignorancia asumen que poder personal es igual a poder espiritual. El poder personal se trasforma en poder espiritual sólo cuando se orienta a generar beneficios para otros seres, de lo contrario se desborda como un inflado egoísmo que intensifica la mente de separación y conflicto.  

En la Imagen del Hexagrama 11 del I Ching, se aconseja que el practicante utilice “los dones de cielo y tierra, para ayudar al pueblo”. La capacidad de ayudar a otros a sanar las causas del sufrimiento, es una habilidad imprescindible que nos permite ir más allá de la mente de separación, desarrollar el corazón de la segunda caldera y madurar como seres humanos. 

En este nivel aprendemos a sanar con la Luz de nuestra Mente Original-el principio de salud absoluta que es nuestra esencia.

EL MASAJE CHI NEI TSANG

El abdomen es la encrucijada donde la energía celeste que desciende hacia la tierra se cruza con la energía terrestre ascendente. Los bloqueos en el abdomen afectan a la totalidad del organismo.

El abdomen es la zona por donde se tiene acceso a la mayoría de órganos vitales. El masaje Chi Nei Tsang nos ayuda a trabajar directamente con los órganos y las emociones. Es un método que complementa y retroalimenta todos los niveles anteriores. Muchos de sus aspectos se resuelven por medio del empleo de los Seis Sonidos Curativos. El Chi Nei Tsang puede ser practicado como auto masaje para el mantenimiento personal, o como ayuda para otros.

MANTRA 1: MANTRAS BÁSICOS

Todo el trabajo energético puede resumirse en una única palabra: vibración. El proceso de manifestar algo a nivel físico o sutil comienza con una idea que se expresa como sonidos raíces y vibraciones creativas.

La práctica de los mantras, o de los sonidos raíces, tiene la virtud de apaciguar las actividades del ego negativo, de silenciar instantáneamente la algarabía mental, de unificar el sistema energético en un conjunto de vibraciones creativas, de atajar los estados negativos de la mente, de reconducir la respiración a un ritmo uniforme, de dar estabilidad a la conciencia, de refrescar en poco tiempo un sistema nervioso estresado y de poner el sistema energético en contacto con una frecuencia vibratoria elevada. Todo esto se consigue con un mínimo de esfuerzo ya que los mantras son los sonidos raíces de la creación misma. 

Los sonidos raíces son sonidos universales que encarnan las vibraciones de procesos específicos. Estos sonidos raíces fueron descubiertos en el pasado más remoto por practicantes que lograron desarrollar los niveles de conciencia más elevados.

MANTRA 2: MANTRAS DE SANACIÓN

La palabra “mantra” se define como, “un instrumento para estructurar la mente.” Los mantras son capaces de generar equilibrio donde hay pensamientos y emociones caóticas. Como una continua gota de agua sobre una dura piedra, con repeticiones, los mantras comienzan a disolver las ideas más insidiosas, pensamientos obsesivos, o emociones negativas. Pero los mantras logran mucho más todavía, son capaces de engendrar una experiencia consciente de la naturaleza luminosa y gozosa de La Mente Original misma, nuestra verdadera naturaleza.

En este nivel uno se concentra en los mantras de sanación que nos ayudan a sanar la mente, las emociones y la dirección en la que estamos orientados en esta vida. Esto se logra por medio del efecto que tienen estos sonidos creativos de estructurar y centrar. 

MANTRA 3: MANTRAS DEL PRINCIPIO DIVINO FEMENINO

El principio femenino no sólo se manifiesta a través de la mujer, se manifiesta cada vez que activamos el cuidado, el esmero, el proteger, el sanar y el nutrir. El principio femenino también se manifiesta cuando simplificamos la vida. Como dicen los textos daoistas, “el yang opera a través de lo fácil y el yin a través de lo simple.

El generar beneficios para todos los seres de la creación es una de las maneras en que el principio Divino Femenino fluye por el universo. Los mantras del principio Divino Femenino fortalecen la capacidad de cuidar y nutrir que es intrínseco a quienes somos. A través de los mantras nos armonizamos con la Madre Naturaleza y su inagotable capacidad de generar beneficios para todos.

LAS ARTES SAGRADAS

Las Artes Sagradas, en cualquier forma en que se manifiesten, ya sea pintura, escultura, danza o arquitectura, son el medio por el cual se transmite la esencia de las prácticas que enriquecen nuestras vidas y ayudan a experimentar nuestra verdadera naturaleza.

SI QUIERES INFORMARTE SOBRE PRÓXIMOS CURSOS DE I CHING DAO ESCRIBENOS: actividades@labiotika.es

Shu Yuan-Chen desde el AULA DE ESTUDIOS DE LA BIOTIKA ha iniciado una estrecha colaboración con Juan Li, creador del sistema taoísta conocido como I CHING DAO.
Hace ya más de 6 años que en el Aula de Estudios de la Biotika se imparten cursos de I Ching de la línea Jing Fang I,  dónde se ayuda a los alumnos a profundizar en el conocimiento de uno mismo a través de su Hexagrama Natal y de consultas puntuales al I Ching en momentos de dudas. En el Hexagrama Natal de una persona aparecen las áreas de vida en que se presentarán las dificultades y las cualidades personales que ayudarán a solventarlas;  se refleja el “contrato de vida” y conocerlo es de gran ayuda para avanzar pues es imprescindible aceptarlo, asumirlo y responsabilizarse de él para lograr el propósito de vida.
Por otro lado, el sistema taoísta I Ching Dao presenta un sistema de prácticas que incluye técnicas para transformar las emociones negativas y potenciar las positivas. El individuo puede utilizarlas para aprender a sanar la mente y las relaciones y así prevenir las enfermedades.
Ambos sistemas aportan valiosas herramientas para saber cómo encaminarse en la vida y juntos multiplican su potencial.
Shu Yuan Chen
Maestro Juan Li
Instructor del programa I Ching Dao
Colaborador del Aula de Estudios de La Biotika
www.labiotika.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
X