COCINA CON ALGAS – RECETA ENSALADA DE ALGAS DEPURATIVA

Los vegetales marinos comprenden las más antiguas formas de vida del planeta, su evolución y estructura han tenido cambios muy lentos y pequeños a lo largo del tiempo, manteniendo sus beneficiosas virtudes depurativas y remineralizantes.

Las algas están consideradas como un superalimento por la gran cantidad de nutrientes que poseen. Aportan al organismo vitamina A, vitaminas del grupo B y contienen más vitamina C que las naranjas. Las verduras marinas tienen 10 o 20 veces más minerales que las terrestres, aportan yodo, calcio natural, magnesio y hierro. Además contienen fibra soluble, proteínas y ácido linoleico (omega 6), que el organismo no puede crear y tiene que ser aportado en la dieta. Las algas ayudan a regular los niveles de azúcar y colesterol en sangre, por lo que es un preventivo ideal para la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Su riqueza en yodo ayuda a mantener la función saludable de la tiroides. Y su riqueza mineral las convierte en un alimento ideal para prevenir las enfermedades de los huesos y las articulaciones, como la osteoporosis, la artritis y la artrosis. La fibra que contienen las convierte en un alimento muy saciante, a la vez que bloquean la absorción de las grasas, por lo que es ideal para las dietas de adelgazamiento.

En la cocina de limpieza y depuración, las algas son un elemento esencial, ya que las verduras del mar actúan en el organismo igual que lo hacen en la naturaleza, donde tienen la misión de mantener las aguas limpias de contaminación de metales pesados y de todo aquello que amenace con deteriorar la calidad de vida. La cocina con Algas contribuye a estimular el metabolismo, beneficia el funcionamiento de los riñones, eliminando el exceso de líquido y aportando una mejor circulación sanguínea. Alcaliniza la sangre purificándola y eliminando la anemia, además poseen agentes que eliminan la absorción de elementos radioactivos, siendo recomendadas  en los tratamientos de quimioterapia.

ENSALADA DE ALGAS PRIMAVERA DEPURATIVA 

Esta ensalada es ideal para perder peso, a la vez que proporciona al organismo una gran cantidad de nutrientes, minerales esenciales y vitaminas.

En esta receta vamos a utilizar tres tipos de algas de tres colores diferentes:

Alga dulce o Musgo de Irlanda (roja)
Alga Dulce: Proporciona al organismo yodo, potasio, magnesio y fósforo y tiene una gran cantidad de hierro por lo que suele emplearse para el tratamiento de la anemia.
El Musgo de Irlanda: Es una gran fuente de potasio, yodo e hidratos de carbono, y ayuda a reducir los niveles de colesterol. Posee una gran cantidad de fibra, ideal para prevenir problemas de obesidad y estreñimiento.

Wakame (verde)
Posee gran cantidad de vitaminas del grupo B y yodo, que ayuda a regular la actividad de la glándula tiroides. Su ingesta ayuda a tratar el hipotiroidismo y la obesidad, ya que el yodo estimula el metabolismo y la catálisis de las grasas. El wakame es también muy rico en calcio natural, que no forma cálculos en el riñón, al contrario de los de origen mineral, por lo que es un buen aliado en la prevención de la osteoporosis.

Agar-Agar (blanca)
El agar-agar es una gelatina vegetal que se obtiene de varias especies de algas, se la conoce también como gelatina china. Tiene gran cantidad de minerales como el yodo, calcio, hierro, fósforo y sodio. Destaca por sus propiedades digestivas y depurativas, ya que contribuye a la eliminación de desechos en el tracto digestivo. Es un alga perfecta para las dietas de personas obesas ya que sacia y disuelve el colesterol. Tiene una gran capacidad espesante, lo que la hace adecuada para utilizar en postres o en salsas (mermeladas, gelatinas, etc.)

INGREDIENTES
– Alga dulce (o Musgo de Irlanda)

– Wakame
– Agar-agar
– Lechuga iceberg
– Frutos secos (almendras o nueces)
– Manzana
– Aliño (Zumo de medio limón, 2 Cucharadas tamari, 1,5 cucharadas aceite de sésamo, una pizca de wasabi)



Se remojan las algas (Wakami, Agar-agar y el Alga dulce) en agua durante 10 minutos, ya que normalmente se venden deshidratadas.  Transcurridos los 10 minutos se escurren.

Se prepara el zumo de medio limón con el Tamari, el aceite de sésamo y la pizca de wasabi, se mezcla todo el aliño con las algas.

Se añaden los demás ingredientes troceados y tenemos una deliciosa ensalada nutritiva y depurativa, ideal para tomar cuando empiece a calentar el sol primaveral.
Shu-Yuan Chen
Consultora de I Ching, Feng Shui, Chi-kung y alimentación sana en «La Biotika»
https://www.labiotika.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
X